Encuentros con Ángeles

La Sagrada escritura nos muestra muchos ejemplos de encuentros con Ángeles. Aquí vamos a conocer algunos de ellos.

Zacarías y un ángel del Señor

Zacarías 1: 8

8- Tuve, pues de noche esta visión: Vi a un hombre montado sobre un caballo rojo que estaba parado entre unos mirtos que había en una hondonada; y detrás de él había caballos rojos, manchados y blancos.

9- Y Dije yo: -¿Qué son estos señor mió? Y el ángel que hablaba conmigo, me dijo:-Yo te haré conocer lo que son estas cosas.

10-En esto, aquél hombre que estaba parado entre los mirtos respondió y dijo:- Estos son los ángeles que envió el Señor a recorrer la tierra.

Daniel y el ángel Gabriel

Daniel 10; 5,6,8,10,20,21

5- Y levanté mis ojos y miré y he aquí un varón con vestiduras de lino, y ceñidos sus lomos con una faja bordada de oro acendrado; 6-Su cuerpo brillaba como el crisólido y su rostro como un relámpago, y como ardientes antorchas; así eran sus ojos, sus brazos y el resto del cuerpo,hasta los piés era semejante a al bronce reluciente; y el sonido de sus palabras como el ruido de un gran gentío.

8- Y habiendo quedado solo, vi esta gran visión y me quedé sin aliento, y se me demudó el rostro y caí desmayado, perdidas todas las fuerzas.

10 -Cuando he aquí que una mano me tocó e hízome levantar sobre mis rodillas y sobre los dedos y palmas de mis manos.

20- Y dijo el ¿Sabes tú porqué he venido yo a tí? Ahora yo me vuelvo a combatir contra el príncipe de los persas. Cuando yo salía se dejaba ver el príncipe los griegos que venía.

21- Sin embargo yo te anunciaré a tí lo que está declarado en la escritura o decreto d everdad; Nadie me ayuda en todas estas cosas ;sino Miguel que es vuestro príncipe.

Gedeón y un ángel del Señor

Los hijos de Israel habían pecado nuevamente despues de la muerte de Barac y el Señor los entregó en manos de los madonitas, que los oprimieron por un lapso de siete años.

Cuando volvieron a pedir la ayuda del Señor este los reprendió por no haberlo escuchado.

Jueces 6; 11,12, 14, 20, 21

11-Después de estas reconvenciones vino el ángel del señor y sentose debajo de la encina que había en Efra, y era pertenencia de Joás, cabeza de familia de Ezri. Y como Gedeón, su hijo estaba sacudiendo y limpiando el grano en un lugar para esconderlo de los madianitas

12-Apareciósele el angel del Señor y le dijo: El Señor es contigo. ¡Oh tú el mas valeroso de los hombres!

Gedeón no podía creer que es visión era de un ángel del Señor ya que pensaba que los había abandonado en manos de Madián.

14-Entonces el ángel que representaba al Señor, echó una mirada sobre él y le dijo: Anda, ve con tu valor y libertarás a Israel del poder de Madián; Sábete que soy Yo el que te envío.

Como Gedeón seguía sin convencerse le pide al ángel que le dé una prueba de que realmente era una enviado del Señor y le ofrece un sacrificio que consistía en un cabrito asado, panes ázimos y una olla con caldo.

20-Dijo el ángel: Toma la carne y los panes ázimos y ponlo sobre aquella peña, y derrama encima el caldo. Y , habiéndolo hecho así

21-extendió el ángel del Señor la punta del báculo que tenía en la mano y tocó la carne y los panes ázimos; y salió fuego de la piedra y consumió la carne y los panes ázimos, y el ángel del Señor desapareció de sus ojos.

Búsqueda personalizada
INICIO